ETIKA E

Discípulos de los Apóstoles de los Últimos Tiempos D.A.U.T.

www.etika.com
9-2-2000

0T24

El Papa León XIII y el Santo Rosario

Padre J. J. Arteaga

Recopilación por la Secretaría General de los D.A.U.T. de algunas de las más importantes Homilías pronunciadas por el Rvdo. Padre J. J. Arteaga en los cenáculos del Movimiento Sacerdotal Mariano en Madrid.
EL PAPA LEÓN Y EL SANTO ROSARIO

(11-10-95)

... El 7 de agosto de 1892, un homenaje al centenario del gran descubrimiento de América organizado por los católicos de Roma a C. Colón, originó nuevos y orgiásticos desmanes de las turbas con gritos contra el Pontificado por las calles. Una vez más se confirmaba su visión: los demonios se habían desencadenado contra la Iglesia.

León XIII lo había visto y sabido que por un periodo de un siglo, de todo el siglo XX, la situación de la Iglesia iba a ir empeorando hasta llegar a la gran Apostasía predicada por San Pablo.

Estamos a punto de terminar el siglo y el segundo milenio cristiano, y seguramente muchos se cansan de esperar y dicen: Bueno, ya ha pasado el siglo pedido por Satanás, y, aunque el muro de Berlín se ha derrumbado y la antigua URSS se ha desintegrado, pero lo cierto es que Satanás sigue siendo "el amo del mundo", y no es el humo del infierno, sino el mismísimo Satanás que ha penetrado en la Iglesia, y la "Abominación de la Desolación", la Eucaristía profanada, llena de angustia a las almas fieles. Os digo como León XIII decía: No se puede señalar a Dios el tiempo y el modo de acudir en auxilio de su Iglesia.

Él va moviendo sus peones, alfiles, torres, y sobre todo a la Reina de los Ángeles, su Madre y Madre nuestra, para dar el jaque mate al orgullo de Satanás y sus secuaces. Tengamos confianza. Fátima, Garabandal, que es la continuación de Fátima, Medjugorje nos preparan para ese final: "Al fin mi Corazón Inmaculado triunfará".

Ya en el Cenáculo del mes pasado aludía a la plática de Vassula,a quien D.m. veremos entre nosotros al final de este mes, que decía el 25 de junio en su Cenáculo de Lausana:

"El Señor me viene diciendo ya desde comienzos del presente año (1995) que desea que yo le pida cada vez que ore o hable (porque hablar de Dios también es orar), que Él comience este año a actuar todo lo que Él ha predicho. Y esto significa que todo lo que tiene que pasar se va a precipitar.

El Señor me ha hecho comprender también que, como Él había dado al demonio y sus secuaces libertad para atacar a la Iglesia y al mundo durante un periodo de tiempo, me ha hecho comprender que han abusado, exagerado de esta libertad. (Don Gobbi dice que Jesús no tolera que a su Madre se la blasfeme, ofenda y margine. Recuerden la película "Je vous salue Marie".)

Y, puesto que los hechos están ahí en la crónica negra de esta sociedad apóstata, su segunda venida se va a precipitar. El Señor me ha dicho que lo ha decidido. Ha decidido adelantar su retorno". Vassula dice que ve pronto su retorno.

Y es el Papa Juan Pablo II, el Papa del fin de los tiempos según la profecía de Garabandal, el que dejó desconcertados y sin aliento a todos los que en la audiencia general de los miércoles, llamada también del Ángelus, dejando a un lado las cuartillas, le oyeron decir en cuatro idiomas:

"Debemos prepararnos para la segunda venida de Cristo. Nosotros le veremos en nuestro tiempo".

Luego siguió leyendo su catequesis. Era el 27 de abril de 1988. Naturalmente el Observatore Romano no publicó esta frase, dicha fuera de texto, como un "ex corde" de este Pontífice tan carismático y por lo mismo mirado con recelo y hasta con burla por muchos, fuera y dentro de su entorno.

Me consta que esta extraña frase han confirmado haberla escuchado muchos en Roma y en el extranjero.

27 de abril de 1988, miércoles; dentro del año Santo Mariano; milenario de la conversión de Rusia al cristianismo; centenario de la muerte de D. Juan Bosco; en ese año 1988 el mes de mayo tuvo dos plenilunios.

Las palabras del Pontífice adquieren un relievo extraordinario, sobre todo, si tenemos en cuenta el trasfondo de lo que nos anunció León XIII, el Papa del Santo Rosario.

Espero que mi homilía prepare vuestros corazones para recibir al Señor que viene.

P. J. J. Arteaga (M.S.M.)

Discípulos de los Apóstoles de los Últimos Tiempos
(D.A.U.T.)

Secretaria general en España
Francisco Hernández Yágüez
Apartado de Correos 536
E-45080 TOLEDO

Teléfono y Fax (925) 21-62-26
Internet: http://www.etika.com

- - - - Retour Index D.A.U.T. - - - - Retour ETIKA Start - - - -