ETIKA E

L.A.U.T.

http://www.etika.com
11-11-1997

OT3

Iglesia: Apostasía y Cisma

Autor y responsable: Francisco Hernández-Yágüez, Toledo, Mayo de 1.996; Don Gobbi, 11-3-1995

PAZ, AMOR Y CELO APOSTÓLICO EN LOS S.S. C.C. DE JESÚS Y MARÍA

Queridos hermanos L.A.U.T.:

Como todos sabéis el Padre Esteban Gobbi recibe locuciones y mensajes de la Santísima Virgen María desde el día 7 de Julio de 1.973.

A lo largo de estos casi 23 años la Virgen le ha transmitido mensajes de mucha importancia, trascendencia, y de un contenido místico y espiritual que no dejan lugar a duda que son de origen Divino. Su doctrina lo corrobora.

Esta Secretaría General os ha enviado a todos algunos de los mensajes más importantes que la virgen ha dado a la humanidad. El último fué el de fecha 5 de Diciembre de 1.994. Pues bien, continuando en esta linea de información al respecto, esta Secretaría se siente en la obligación de transmitiros unos fragmentos del mensaje más importante y transcendental que el Padre Esteban Gobbi ha recibido de la Santísima Virgen. Fijaos si es importante, que a juício de mi humilde persona se trata ni más ni menos que del texto tan celosamente guardado por el Vaticano del TERCER MENSAJE DE FÁTIMA.

Consta de tres profecías completamente distintas. Dos de ellas son terribles:

1. Fátima (Portugal), 11 de Marzo de 1.995.

HABLA LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:


EL EVANGELIO DE SAN MATEO QUE NOS CITA LA SMA. VIRGEN DICE LO SIGUIENTE:

"Cuando viéreis, pues, la abominable desolación, predicha por el profeta Daniel en el lugar santo (el que leyere entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes; el que esté en el terrado no baje a tomar nada de su casa, y el que esté en el campo no vuelva atrás en busca del manto. ¡Ay de las que estén encintas y de las que críen en aquellos días!. Orad para que vuestra huida no tenga lugar en invierno ni en sábado. PORQUE HABRÁ ENTONCES UNA TAN GRAN TRIBULACIÓN CUAL NO HUBO DESDE EL PRINCIPIO DEL MUNDO HASTA AHORA, NI LA HABRÁ, Y, SI NO SE ACORTASEN AQUELLOS DÍAS, NADIE SE SALVARÍA; MAS POR AMOR A LOS ELEGIDOS SE ACORTARÁN LOS DÍAS AQUELLOS.

Entonces, si alguno dijere: Aquí está el Mesías, no le creáis, porque se levantarán falsos mesías y falsos profetas, y obrarán grandes señales y prodigios para inducir a error, si posible fuera, aún a los mismos elegidos. (Se refiere sin duda al Anticristo y sus seguaces.)

Si os dicen, pues: Aquí está, en el desierto, no salgáis; aquí está, en un escondite, no lo creáis. PORQUE CÓMO EL RELÁMPAGO SALE DEL ORIENTE Y BRILLA HASTA EL OCCIDENTE, ASÍ SERÁ LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE. Donde está el cadaver, allí se reunen los buitres.

Luego, en seguida, después de la tribulación de aquellos días, se oscurecerá el sol, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes del cielo se conmoverán. Entonces aparecerá el estandarte del Hijo del hombre en el cielo, y se lamentarán todas las tribus de la tierra, Y VERÁN AL HIJO DEL HOMBRE VENIR SOBRE LAS NUBES DEL CIELO CON GRAN PODER Y MAJESTAD. Y ENVIARÁ SUS ÁNGELES CON RESONANTE TROMPETA Y REUNIRÁ DE LOS CUATRO VIENTOS A SUS ELEGIDOS; DESDE UN EXTREMO DEL CIELO HASTA EL OTRO."


Hermanos, este mensaje o "secreto" de María creemos que es bastante claro y no presenta dificultad notable para su discernimiento, ya que la gran apostasía comenzó en la Iglesia con el Concílio Vaticano II, pues a su finalización el Papla Pablo VI declaró que no solamente los frutos del Concilio no fueron los esperados, sino todo lo contrario, QUE EL HUMO DEL INFIERNO HABÍA PENETRADO EN LA IGLESIA. Y esto hasta el punto de que la Santísima Virgen nos habla claramente de "CISMA GENERALIZADO" por alejamiento del Evangelio y de la verdadera fe. En una palabra: por apartarse de la tradición que durante tantos siglos ha seguido nuestra Santa Madre Iglesia. Hermanos, esto es muy grave y delicado, que cada uno pida luz y el don de Entendimiento al Espíritu Santo, para llegar a un correcto discernimiento al respecto.

2. Fátima (Portugal), 11 de Marzo de 1.995.

HABLA LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

EL PROFETA ZACARÍAS, EN EL CAPÍTULO Y VERSÌCULOS QUE NOS CITA LA SMA. VIRGEN DICE LO SIGUIENTE:

"Álzate, espada, contra mi pastor, contra el hombre de mi compañía, oráculo deYahvé de los ejércitos. Hiere al pastor y que se disperse el rebaño, y yo volveré mi mano sobre los pequeños.

Y sucederá que en toda la tierra - oráculo de Yahvé - SERÁN EXTERMINADOS LOS DOS TERCIOS, Y PERECERÁN, PERO SERÁ PRESERVADO UN TERCIO. Yo pondré al fuego este tercio, y lo fundiré como se funde la plata, y lo acrisolaré como se acrisola el oro. Él invocará mi nombre y yo le escucharé. Yo diré: Él es mi pueblo; y él dirá: Yahvé es mi Dios."

La opinión de esta Secretaría General es que por haber llegado la humanidad al límite de la corrupción y de la rebelión contra Dios, el Padre se ve obligado a descargar contra ésta el Gran Castigo profetizado por Zacarías, para enviar al infierno junto con el Anticristo y sus secuaces a todos sus pervertidos y corruptos enemigos, para así de este modo instaurar en la nueva tierra nacida después del castigo su Reino de Amor, Justicia y Paz reservado a los justos o elegidos.

3.. Fátima (Portugal), 11 de Marzo de 1.995

HABLA LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

La Santísima Virgen nos recuerda (y muy claramente) que el mensaje que transmitió al Padre Gobbi el día 5 de Diciembre de 1.994 en la ciudad de Méjico no era una "broma". Pues como véis nos reitera, para que no lo olvidemos, que todas las profecías y sucesos predichos por ELLA y por las Escrituras (incluída la segunda venida de Cristo) tendrán su cumplimiento antes de que finalice este siglo. ¡Estemos preparados para recibirle!, pues es mucho lo que nos jugamos: LA SALVACIÓN O CONDENACIÓN ETERNA.

 

- - - - Retour Index L.A.U.T. - - - - Retour ETIKA Start - - - - -

 

Anmerkung: Wenn auch nach Meinung des Verfassers der große Glaubensabfall mit dem II. Vatikanischen Konzil und der Aufgabe guter kirchlicher Traditionen begonnen hat, so schließt das doch nicht aus, daß das Konzil auch gute Früchte hervorgebracht hat. Man muß unterscheiden, gerecht urteilen und vor allem die Einheit der Kirche im Auge haben. Denn Christus will, daß wir alle eins sind. Maria, die Mutter der Ökumene, will ebenfalls die Einheit aller Christen. Elias und der hl. Franziskus mögen uns helfen, sie zu erreichen. R. L., AIHS