ETIKA E

ULTIMOS TIEMPOS

www.etika.com
5-3-2002
D.A.U.T.

0T42B2

Aviso-Milagro-Castigo

Dozulé

Breve síntesis de algunos de los mensajes dados por nuestro Señor Jesucristo a su sierva J.N.S.R. en Dozulé (Francia) entre el tiempo comprendido entre el 7-1-2000 al 9-7-2001.

Parte I
Parte II (aquí)
Parte III El Castigo (dentro poco)

La Purificación
(Estáis todos avisados)

 

EL PADRE ETERNO: "La Tierra se va a hundir mas, como una manzana carcomida por
un gusano interior. Por todo el mundo, algunas ciudades, algunos puntos, se derrum-
barán y no se levantarán más. Estáis en una situación que ningún siglo anterior ha
vivido.
El amontonamiento de vuestras desobediencias hacia vuestro Creador os po-
nen a la puerta de vuestro mundo, como Adán y Eva fueron puestos a la puerta del
Eden. Mirar a vuestro alrededor la ruina de vuestro Mundo y veréis entonces la rui-
na de vuestra Alma en este sistema actual, donde todas vuestras leyes humanas se
convierten en el martillo y pico que no cesa de deformar Mi Santa Ley.

 

Mi Ley es de Amor y Verdad. Yo creé este Mundo por Amor. Yo creé al hombre en
Mi Amor a imagen de Mi Hijo único.

 

Por Mis Profetas que no han cesado jamás de existir, os anuncio que la vida de
vuestro planeta está en peligro, como la vida de cada uno de vosotros.
Os estáis
demoliendo al mismo ritmo que se disgrega vuestra Tierra.

 

Los elementos se han convertido en la imagen de vuestra rebeldía interior. No
comprendéis que tanto que lucháis contra vuestro Creador, tanto como no aceptéis
Mi Amor, vuestra lucha contra vuestro origen divino, contra vuestra alma que me
pertenece, contra Mi Paz y Verdad, todo eso os privará de Mi Reino que es Amor.

 

¿Pensáis vivir en esta Tierra sin honrarme, sin preocuparos de vuestros herma-
nos en la desgracia? ¿Cuándo váis a comprender que Yo soy el Amor que sostiene a
la Tierra y a vosotros?

 

Las aguas se desbordarán de las riberas y continuarán inundando vuestras ciuda-
des, vuestras tierras y vuestras casas.

 

Los ríos y los mares no respetarán más los límites que les son asignados; nada
puede parar su fuerza devastadora.
Todo viene a ser imprevisible para el hombre. Se
trata de la vida de vuestro planeta, como de la vida del hombre en la Tierra.

 

Los fundamentos de los montes, están carcomidos en su base e incluso las rocas
más profundas no pueden sostener más la masa de tierra que descansa sobre ella.
Pues todo es como una esponja que se empapa de agua y no puede retenerla más; su vo-
lumen no cesa de aumentar en profundidad y en la superficie de tierras arrastradas
par las lluvias.

 

iEstais todos avisados! ¿Esperáis una prueba más flagrante que esto que veis
hoy? Ser prudentes. Admirar la Sabiduría de Dios que detiene su brazo sobre los ma-
los y hace compartir la desgracia que provocan; con los buenos que rezan a Dios,
con amor y compasión por los violentos y por los que luchan contra vuestro Señor Je-
sús Cristo.

 

Dios levanta al pecador arrepentido, y humilla al que se burla de Él en su orgu-

llo de hombre superior.

 

Pronto no habrá más que algunos países; que algunas tierras que quedarán al abri-
go del desbordamiento general.
El fuego y el agua se unirán, para que cese la arro-
gancia de los que proclaman, sin ningún miramiento hacia mi Santa Majestad, que no
hay para ellos ni Dios ni Maestro.

 

El Maestro es Jesús Cristo, Mi Hijo bien amado, a quien Yo he remitido todos mis
Poderes.

 

Él hará intervenir Su Justicia en Su Misericordia; pues para sanar la llaga mun-
dial que corroe la Creación de Dios, sufriréis la Purificación bienhechora.
Ella la-
vará en profundidad a toda la Humanidad.

 

A causa del materialismo, Mis hijos han desertado de Mi Santa Iglesia, oyendo
que Yo no era más que una leyenda, y que Satán no existía. Yo os demostraré que Dios
existe, y cuando todos vuelvan a Dios, veréis la derrota de aquel que ha conducido
al Mundo al borde del abismo.

 

Por Mi Santa Cruz nosotros venceremos. Es el Signo temible que aniquila los es-
fuerzos desmesurados del mal. Entonces veréis a Dios en todos, pues os veréis todos
en Dios. En esta espera,
orar, orar, orar Hijos Míos, e implorar Mi Santa Misericor-
dia.

 

En una noche, todo puede inundarse y desaparecer.

 

En una hora de oración y Adoración continua en todas las Santas Iglesias de vuestra
Tierra ¡Todo se puede restablecer!
¿No véis que ninguna inteligencia humana puede
parar esta desgracia malefica? Las montañas se arrancan de sus asentamientos; los fun-
damentos se hunden corroídos en sus bases... iNo tendréis nada para abrigaros si no
sabéis implorar a Dios”. (05-05-2001).

 

EL GRAN AVISO

 

JESÚS: "Os envío un Signo de Mi Misericordia para haceros reflexionar sobre la
muerte de vuestro planeta y sobre vuestra propia muerte que estáis organizando al
privaros del Amor de Dios".

 

El Aviso será una purificación de la conciencia del Mundo... Es un fenómeno que
será vista y sentido por el mundo entero...

 

..."Mi Santa Faz estará delante de ellos, sin hablar, ellos se juzgarán a sí
mismos”...

 

..."iQué horribles visiones tendrán!, ante los ojos de su conciencia los que son
verdugos, pues los que matan Mi Amor son los asesinos de Dios. Yo les infligiré tal
arrepentimiento, ante esta GRAN PURIFICACIÓN, que ellos saldrán de ahí transformados,
olvidando hasta que han existido, porque clamarán por su perdon de rodillas delante
de Mi Santa Imagen.

 

Si ocurre lo contrario, si ellos no me quieren, si renuncian a ESTE JUICIO maldi-
ciéndome, yo borraré de ellos hasta el recuerdo de su existencia: ellos se volverán
inmediatamente NADAS EN LA GRAN NADA". (1997).

 

EL GRAN MILAGRO

 

JESÚS: "Mis hijos recibirán el coraje necesario para que se cumpla en ellos lo
que espero de cada uno...

 

...El Milagro será mi recompensa tan esperada... Porque entonces DICHOSAS serán
las almas que se prepararon para recibir Mi Santa Visita de Gloria, porque me veréis
Glorioso: MI SIGNO VISIBLE, porque Yo soy el Resucitado.

 

Vuestro Señor es Verdad: Su presencia deslumbra vuestra Alma y, para que lo re-
cordéis, dejará un SIGNO VIVO PERMANENTE, en cada lugar, par donde Dios pasó con su
Santísima Madre, muy cerca de vosotros, acompañados de los Santos Angeles y de los
Santos del Cielo.

 

Mi Madre os lo prometió: y Yo lo cumplire para Mi Santa y Dulce Madre que os vi-
sitó, en vuestra Tierra, tantas y tantas veces, para uniros a Dios, a Nuestros dos
Corazones Santos y Unidos"...(1992).

 

...”EL SIGNO de vuestra conversión, lo veréis SIN PODER TOCARLO. Arrepentíos y
haced penitencia. No levantéis más becerros de oro para adorar a falsos dioses. Yo os
perdonaré. Yo os sanaré”...

 

Los falsos lugares de apariciones no gozarán de este MILAGRO, por lo que se
descubriran las falsas y satánicas apariciones... (1997).

 

El Castigo

Index D.A.U.T. Index ETIKA 9