ETIKA E

M. G. Rougeyron

www.etika.com

 

El Anticristo Parte segunda. Proximidad de la venida del Anticristo

 

92A9ZK

La dominación universal

28-5-2015

El ANTICRISTO, SU PERSONA, SU REINADO,
y consideraciones sobre su venida, segun las señales de la época presente.
Obra escrita en francés por M. G. Rougeyron, Canónigo honorario de Clermont.
Traducida por el Dr. D. Manuel Carbonero y Sol y Merás, Camarero Secreto de Capa y Espada de Su Santidad y Abogado de los Ilustres Colegios de Madrid y de Sevilla.
Con licencia de la Autoridad Eclesiástica. Madrid. 1872.
Parte segunda. Cap. VII. p. 173-177.

EL ESTABLECIMIENTO DE UNA MONARQUÍA Ó DOMINACION UNIVERSAL, SE VÁ FACILITANDO MÁS CADA DIA.

En este capítulo vamos á limitarnos á indicar brevemente las circunstancias que facilitan hoy la extension de un gobierno único por toda la tierra ó al ménos por todo el antiguo mundo.

Como medios de conquista tenemos:

1.o Los cañones rayados, cuyos proyectiles alcanzan al enemigo á las mayores distancias;

2.o los buques de vapor, cuya rápida marcha desafia á los vientos y á las tempestades, y que trasportan con una celeridad increible las tropas y las municiones á las playas más lejanas;

3.o las cañoneras, las baterías flotantes y una multitud de buques blindados á prueba de bomba que vomitan por sus costados la desolacion y la muerte;

4.o otros muchos elementos de destruccion que diariamente se están inventando y perfeccionando;

y 5.o el establecimiento de las quintas y de los ejércitos permanentes que permiten puedan ponerse en pocos dias sobre las armas ejércitos formidables.

Como medios de relaciones de comercio y de unificacion entre los diversos pueblos del globo tenemos:

1.o Los caminos de hierro que disminuyen las distancias, facilitan las comunicaciones, abrevian los viajes, aproximan, por decirlo así, las poblaciones, y tienen al mundo entero en comunicacion contínua;

2.o la supresion de aduanas y de prohibiciones relativas á algunos objetos de comercio y la libertad naciente, de importacion y exportacion que parece llegará á ser general y absoluto; la reforma progresiva de la moneda, que va tendiendo poco á poco á sujetarse en todo el globo á un mismo tipo; la unidad de las pesas y medidas, y por último los bancos, las letras de cambio y las suscriciones universales á los empréstitos de una nacion determinada;

3.o, en fin, los inventos que aparecen diariamente y que generalizan más y más las relaciones de comercio  y las transacciones entre todos los países de la tierra.

Como medios de gobierno y de administracion, tenemos:

1.o La Centralizacion administrativa que residiendo en los ministerios, los cuales funcionan bajo la inspeccion del Soberano, permiten que un vasto Imperio sea gobernado simultánea, uniforme y autocráticamente, sin oposicion  ni reclamacion por parte de los pueblos acostumbrados á una obediencia cási pasiva, hácia esas innumerables ruedas administrativas que en último resultado reciben todo su movimiento de la mano de un monarca omnipotente;

2.o los telégrafos eléctricos, por medio de los cuales un jefe cualquiera puede comunicar en un momento dado sus órdenes á sus subordinados y ser informado instantáneamente acerca de su ejecucion;

3.o, en fin, la degradacion de los empleados y el afan de todos por obtener un cargo público; fenómenos que facilitan hoy á todos los gobiernos europeos, sin excepcion, un gran número de servidores ávidos de dinero y de poder, y prontos á ejecutar cualquiera órden con tal que les produzca algun lucro, y que, con sus palabras y con sus obras están demostrando que su única regla de conducta es una obediencia ciega á los órdenes y á los mandatos de sus superiores, aunque éstas sean injustas, violentas, tiránicas y hasta bárbaras.

La situacion política de las naciones de Europa vá asemejándose pues á la de los pueblos esclavos del Asia, y favoreciendo poco á poco el establecimiento de la monarquía universal. Un ilustre publicista ha dicho en nuestros dias “la idea del Estado tiende á constituir una especie de religion contra la cual no prevalezca derecho alguno y que hará del poder público, barnizado con tintas democráticas, el director de todas las conciencias, el inspirador de todas las ideas y el supremo moderador de los intereses todos” (M. L. de Carné).

“La libertad y la dignidad del individuo, exclama un célebre orador católico, ¿no están expuestas á desaparecer sin remedio bajo la soberanía absoluta del Estado, ese déspota que no muere nunca y que pasea ya por todas partes su irresistible nivel sobre un lecho de polvo humano?” (El conde de Montalembert)

Es indudable que nuestro siglo ha adelantado mucho en el órden material con mejoras cuya utilidad no puede ponerse en duda y con descubrimientos admirables en las ciencias físicas; pero tambien lo es que á causa de su espíritu revolucionario y anticristiano, todos estos adelantos no servirán de nada para hacer que los hombres vivan tranquilos y que sean piadosos, sábios y por tanto felices. Por el contrario, llegarán á ser márgen de nuevos trastornos que nos llevarán en último resultado al afrentoso despotismo de la monarquía universal del Anticristo.

Index 92 Personas - Index 9 El Mal - Index espanol