ETIKA E

JESUCRISTO

http://www.etika.com
28-4-2000

AIHS - D.A.U.T. Toledo

1-2R121

Las saetas y la espada del Braço de Dios

Fray Luis de León: De los nombres de Cristo

Fray Luis de León: De los nombres de Cristo, 1583-1585
Edición de Cristóbal Cuevas, Ediciones Catedra S. A., Madrid, 1982
Libro II Braço de Dios, p. 319 - 331

Otro nombre de Christo es Braço de Dios. Esaías 52, 10; 53,1, Lc. 1, 51; Sal. 70, 18

Gran donayre o, por mejor dezir, ceguedad lastimera es creer que los encarescimientos y amores de Dios avían de parar en armas y en vanderas y en el estruendo de los atambores, y en castillos cercados y en muros batidos por tierra, y en el cuchillo y en la sangre y en el assalto y captiverio de mil innocentes, y creer que el braço de Dios estendido, y cercado de fortaleza invencible, que Dios promete en sus letras y de quien él tanto en ellas se precia, era un descendiente de David, capitán esforçado, que rodeado de hierro y esgrimiendo la espada y llevando consigo innumerables soldados, avía de meter a cuchillo las gentes y desplegar por todas las tierras sus victoriosas vanderas. (p. 326)

... otro es su braço y otra su fortaleza, muy differente y muy más aventajada de lo que pensáys. ... Vosotros esperávades ser señores de otros, Dios no prometía sino hazeros señores de vosotros mismos. (p. 327)

Manifiestamente se muestra que este braço y fortaleza de Dios, que es Iesuchristo, no es fortaleza militar ni coraje de soldado, y que los hechos hazañosos de un cordero tan humilde y tan manso, como es el que en este lugar Esaías pinta (Is., XLII, 1-3) no son hechos desta guerra que vemos, adonde la sobervia se enseñorea y la crueldad se despierta, y el bullicio y la cólera y la ravia y el furor menean las manos.

... Herirá la tierra con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios quitará la vida al malvado. (Is. XI,4.)

(p. 329)

Porque si las armas con que hiere la tierra, y con que quita la obra al malo, son vivas y ardientes palabras, claro es que su obra de aqueste braço no es pelear con armas carnales contra los cuerpos, sino contra los vicios con armas de espíritu. Y assí, conforme a esto, le arma de punta en blanco con todas sus pieças en otro lugar, diziendo: Vistióse por loriga justicia, y salud por yelmo de su cabeça; vistióse por vestiduras vengança, y el zelo se cubijó como capa (Is., LIX, 17.)

Por manera que las saetas que - antes dezía -, que embiadas con el vigor del braço traspassan los cuerpos, son palabras agudas y enerboladas con gracia que passan el coraçon de claro en claro; y su espada famosa no se templó con azero en las fraguas de Vulcano para derramar la sangre cortando, ni es hierro visible, sino rayo de virtud invisible que pone a (p. 330)

cuchillo todo lo que en nuestras almas es enemigo de Dios; y sus lorigas y sus petos y sus arneses, por el consiguiente, son virtudes heroycas del cielo, en quien todos los golpes enemigos se embotan. Piden a Dios la palabra, y no despiertan la vista para conoscer la palabra que Dios les dio.

... No promete Dios esto, pues lo que promete excede a todo nuestro desseo y sentido. Hazerse Dios hombre, esso no lo alcança la carne; morir Dios en la humanidad que tomó, para dar vida a los suyos, esso vence el sentido; muriendo un hombre, al demonio, que tyrannizava los hombres, hazerle subjecto y esclavo dellos, quién nunca lo oyó? Los que sirvían al infierno, convertirlos en ciudadanos del cielo y almas desarraygando dellas mil malos siniestros y, hechas todas luz y justicia, a ellas y a los cuerpos vestirlos de gloria y de immortalidad, en qué desseo cupo jamás, por más que alargasse la rienda al desseo? (p. 331)

Fray Luis de León: De los nombres de Cristo, 1583-1585
© Edición de Cristóbal Cuevas, Ediciones Catedra S. A., Madrid, 1982, Libro II Braço de Dios

Index espanol 1 - - - Retour ETIKA Start