ETIKA

MARIA

www.etika.com
23.10.2000

1-4WG1

Guadalupe

Gracias a E.

Nuestra Señora de Guadalupe
Protectora de los aún no nacidos

Durante su guerra contra la vida humana la antigua Serpiente jamás estuvo satisfecha con las masacres causadas por las continuas guerras, violencias y odios que ella promovió. Siempre demandó además Ritos de Sangre, inocentes seres humanos sacrificados a alguno de sus disfraces a lo largo de la historia..

Podemos leer en el libro de Levítico como Dios le habla a Moisés sobre el serio crimen y el correspondiente máximo castigo de ofrecer niños a Moloch, refiriéndose a la costumbre caanatita de sacrificar niños al dios Moloch. Las pequeñas víctimas eran ejecutadas y luego incineradas. (Lev 20,1-5 y 18,21).

En el continente americano, hace cinco siglos, los mas crueles sacrificios humanos registrados por la historia eran realizados en el imperio azteca. Entre 20 y 50 mil eran realizados cada año. En muchos casos los rituales incluían el canibalismo de los miembros de las víctimas. Gran parte de ellos eran cautivos o esclavos y ademas de hombres incluían mujeres y niños pequeños. El historiador mexicano Ixtlilxochitl estimaba que uno de cada cinco niños en México fué sacrificado.
Todos esos asesinatos rituales alcanzaron su cúspide en 1487, cuando para la dedicación de un nuevo templo a Huitzilopochtli en Tenochtitlán (ciudad de México), en una ceremonia que duró 4 días y cuatro noches, bajo el constante tañido de gigantescos tambores de piel de serpiente, el gobernante azteca Tlacaellel presidió el sacrificio de mas de 80000 hombres.
Nuestra Señora de Guadalupe aplastó esta serpiente en 1531.

Hoy día, la antigua Serpiente ha obtenido otra obra maestra en sus ritos de sangre contra la vida humana. Millones de bebés aún en el vientre de sus madres son matados cada año alrededor del mundo, en procedimientos que en algunos países no solo son legales sino también apoyados y financiados por sus gobernantes. En muchos casos los procedimientos siguen la misma secuencia que los sacrificios al dios Moloch: el asesinato y luego la cremación de los pequeños niños.
La Mujer vestida con el sol, en la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, Protectora de los aún no nacidos, volverá a aplastar esta Serpiente.

Oración por las Víctimas del Aborto

Santa María, Madre de Dios y de la Iglesia, Nuestra Señora de Guadalupe, tu fuiste elegida por el Padre para el Hijo a travéz del Espíritu Santo.

Tu eres la Mujer vestida con el sol a punto de dar a luz a Cristo mientras Satanás, el Dragón Rojo, espera para devorar vorazmente a tu Hijo.

Lo mismo hizo Herodes buscando destruir a tu Hijo, Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, masacrando muchos niños inocentes en su intento.
Lo mismo hace hoy el aborto, matando millones de niños inocentes y explotando a sus madres en su ataque contra la vida y contra la Iglesia, el Cuerpo de Cristo.

Madre de los Inocentes, alabamos a Dios en tí por Sus regalos a tí de tu Inmaculada Concepción, libre de pecado, llena de gracia; tu maternidad de Dios y de la Iglesia, tu Perpetua Virginidad y tu Ascención al Cielo en cuerpo y espíritu.

O Auxilio de los Cristianos, te rogamos protejas todas las madres de los aún no nacidos y a los niños en su vientre. Suplicamos tu ayuda para que se termine este holocausto del aborto.

Santa Madre, rogamos a tu Inmaculado Corazón por todas las madres y todos los niños aún no nacidos para que ellos puedan tener vida aquí en la tierra y por la tan Preciosa Sangre derramada por tu Hijo que puedan tener vida eterna con El en los cielos. También oramos a tu Inmaculado Corazón por todos los que realizan los abortos y los que los apoyan, para que se conviertan y acepten a tu Hijo, Jesucristo, como su Señor y Salvador. Defiende a todos tus hijos en la batalla contra Satanás y todos los malos espíritus en estos tiempos de oscuridad.

Deseamos que los inocentes niños aún no nacidos y que mueren sin el Bautismo pudieran ser bautizados y salvados. Te pedimos que obtengas esta gracia para ellos y el arrepentimiento, reconciliación y el perdón de Dios para sus padres y sus asesinos.

Que sea revelado una vez mas en el mundo el poder del Amor. Que él ponga fin al mal. Que transforme conciencias. Que tu Inmaculado Corazón revele para todos la luz de la esperanza. Que Cristo Rey reine sobre todos nosotros, nuestras familias, ciudades, estados, países y la humanidad completa.

O clemente, O llena de amor, O dulce Virgen María, escucha nuestras plegarias y acepta este clamor desde nuestros corazones!

Nuestra Señora de Guadalupe, Protectora de los aún no nacidos, Ruega por nosotros!

 

Oración a San Miguel Arcángel

Arcángel San Miguel,
defiéndenos en la lucha;
sé nuestro amparo contra la maldad y asechanzas del demonio.
Pedimos suplicantes que Dios lo mantenga bajo su imperio; y tú, Príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno, con el poder divino, a Satanás y a los otros espíritus malvados que andan por el mundo para la perdición de las almas.
Amen.

 

 

Dios te salve, María. Llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

 

"No se turbe tu corazón; no temas esa enfermedad, ni otra alguna enfermedad y angustia. No estoy yo aquí? No soy tu Madre? No estás bajo mi sombra? No soy yo tu salud? No estás por ventura en mi regazo? Qué mas has menester? No te apene ni te inquiete otra cosa."

(Palabras de Nuestra Señora a Juan Diego)

Vuelta a la Página Principal.

(Perdón, caro criador de esta página. Un amigo nos mandó estos textos, y los hemos copiado sin saber nada del autor. aihs@etika.com)

Index 1 - Retour ETIKA Start