ETIKA E

SAN FRANCISCO DE ASÍS BREVIARIO SENCILLO

www.etika.com
10-3-2002
También para UNIX server

11F12

Nona Domingo

Salmo XII

A ti, Señor, me acojo, no quede yo nunca defraudado.

¡Por tu justicia libérame! Inclina tu oído a mi oración y sálvame.

Sé para mi una roca de refugio, una ciudad fortificada en que me salve: porque mi roca y mi fortaleza eres tú.

Porque tú, Señor, eres mi paciencia; tú, Señor, mi esperanza desde que era un niño.

En el vientre materno tú eres mi apoyo, en el seno tú me sostenías.

Siempre he confiado en ti, llena está mi boca de tu alabanza, todo el día proclamo tu grandeza.

Señor, respóndeme con la bondad de tu gracia, por tu gran ternura, vuélvete hacia mí.

No escondas tu rostro a tu siervo: estoy en peligro, respóndeme en seguida.

Bendito sea el Señor, Dios mío, porque se ha hecho mi amparo y mi refugio en el día de la angustia.

¡Oh fuerza mía!, para ti cantaré, pues tú eres mi auxilio, todo misericordia, el Dios de mi amor.

Breviario - - - Retour Index Breviario - - - Retour Index espanol - - - Retour ETIKA Start